Del Zar de la reconstrucción al Zar del currículo

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

El Tiempo Piura 31 03 2017 y Regiones 02 04 2017 

El presidente PPK lanzó espontáneamente la idea (luego replanteada) de que para poder asegurar la reconstrucción de las zonas dañadas por los huaicos, se requiere una autoridad plenipotenciaria intersectorial que sea capaz de liderar la resolución de los problemas de manera integrada, sin tener que apelar a que cada uno de los ministros y funcionarios de cada sector autoricen la ejecución de acciones de atención a la población y reconstrucción, para poder movilizar los recursos humanos y presupuestales con premura y eficacia. 

Es muy sintomático que esa evidencia de desintegración disfuncional e ineficiente de los sectores tomados individualmente para atender problemas que son intersectoriales, tiene un simbólico correlato con la manera como muchos conciben el currículo escolar en el cual hay una malla de áreas o cursos que supuestamente sumados producirán los aprendizajes integrados, cosa que evidentemente no ocurre. Esas áreas juntadas una al lado de otra no se integran, y producen aprendizajes escasos y disfuncionales para los efectos de formar ciudadanos competentes, capaces de entender su realidad y actuar creativa y constructivamente sobre ella. 

¿Por qué no hacerlo al revés? Partir de los problemas que se quieren resolver y hacer girar los sectores (o áreas curriculares) en función de ellos. Por ejemplo: todo egresado escolar debe haber estudiado temas multidisciplinarios como los desastres naturales, el cáncer, la corrupción, la inseguridad ciudadana, el tránsito, la exclusión. Todos ellos temas que tienen que ver con matemáticas, física, química, biología, geografía, economía, historia, literatura, filosofía, psicología, religión, arte, psicomotricidad, habilidades sociales, ética, educación cívica, etc. Qué garantiza más competencia cultural y solvencia ciudadana del escolar: ¿estudiar cada área como una isla de conocimientos y competencias, con su profesor, tareas, trabajos, exámenes, notas, libros, etc. cada cual en otro momento de la vida escolar, con la expectativa que en la mente del estudiante ocurra algún tipo de integración mágica; o, empezar investigando los temas tales como se presentan en la vida real, y a partir de los requerimientos o preguntas que se gesten durante la investigación buscar la información en cada área o disciplina que tiene algo que aportar para comprender el fenómeno que se está estudiando?.    

En este último enfoque, con el que me identifico, el todo es mucho mayor que la suma de las partes.

En FB:  https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1095272220573312?pnref=story

Artículos afines: 

Los padres y el currículo 2016

Currículo escolar desfasado con nuestro tiempo

Sugiero replantear el nuevo currículo presentado por el Minedu

Video León Trahtemberg sobre "Recuperación de Clases" en Radio Capital 03 04 2017