Edad para usar smartphones

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Correo 31 03 2017

Uno de los inconvenientes que traen las nuevas tecnologías de comunicación es que las investigaciones sobre sus posibles efectos psicológicos llegan años después de su consumo  masivo, dificultando fijar pautas para su uso óptimo y remediar perjuicios.

Cristina Plazas del Instituto de Bienestar de Colombia se adelanta a recomendar no regalar smartphones a menores de 14 años. Aconseja a los padres que les den a los niños su primer celular del tipo smartwatch recién a los 9 años (con funciones muy limitadas, pero que permiten localizar a los niños). A los 13 años pueden conectar sus celulares a internet, pero con tiempos y uso de las redes sociales controlado por los padres. A los 14 les pueden dar su primer celular siempre que se use con reglas y condiciones pactadas respecto a redes que pueden visitar y la prohibición de acceder a contenidos para adultos. Además, los niños no deben llevar celulares a las habitaciones ni tenerlos en la mesa durante las comidas, para evitar las conductas de dependencia. (Las razones para no regalar ‘smartphones’ a los menores de 14 años; El Tiempo, 17 03 2017)    

Según el MinTic  77%  de adolescentes entre los 12 y los 17 años cuentan con un teléfono propio con plan de voz y de datos y  66% de los adultos desconocen los sitios que visitan los menores.  

La idea es evitar que se vean expuestos a situaciones negativas respecto a los contenidos, los contactos y el comercio. Además, evitar  los riesgos de la exposición prolongada asociados a la salud física, dificultades de aprendizaje, retrasos en el desarrollo, obesidad, problemas del sueño y miopía. 

Como dije al inicio, la investigación dura aún está por producirse, por lo que la intuición y experiencia de los especialistas en la conducta humana son los referentes a considerar.    

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1092413367525864?pnref=story 

Artículos afines:

Los gurús digitales crían a sus hijos sin pantallas. En Silicon Valley proliferan los colegios sin tabletas ni ordenadores y las niñeras con el móvil prohibido por contrato

Continuamente los padres piden algunas pautas para saber cómo abordar el uso del teléfono celular por parte de sus hijos. En otros casos hay niños que aún no usan el teléfono celular pero sí otros equipos con juegos y entretenimientos digitales. Acá encontrarán un video orientador de 6' muy útil. #AprendemosJuntos V.O. How do we use the mobile phone in front of our children? Adam Alter, psicologo y conferencista (Si desean el video completo de la entevista de 31' lo pueden encontrar en https://www.youtube.com/watch?v=2qszoZ-GqU8&feature=em-uploademail ) 

Una postura contracorriente. Las escuelas están prohibiendo los teléfonos inteligentes. Wahington Post 21 09 2018 Aquí hay un argumento de por qué no deberían y qué deberían hacer en su lugar. Schools are banning smartphones. Wahington Post 21 09 2018 Here’s an argument for why they shouldn’t — and what they should do instead.

Abusar de las pantallas lastra la inteligencia de los niños. El Pais 26 09 2018. Un estudio marca como límite máximo las dos horas diarias de ocio con tabletas y móviles.   

Criticas a las panaceas tecnológicas

Usar laptops e internet en clase afecta rendimiento

Facebook y sus perjuicios para jóvenes

Have Smartphones Destroyed a Generation?JEAN M. TWENGE  SEPTEMBER 2017 ISSUE  More comfortable online than out partying, post-Millennials are safer, physically, than adolescents have ever been. But they’re on the brink of a mental-health crisis.

En España, uno de cada tres niños de 10 años tiene móvil.En el caso de los de 13, el 78,4%, y entre los de 15, el 90%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2014. No existen datos oficiales de cuántos centros educativos usan los móviles en clase frente a los que lo prohíben. Tampoco del número de profesores capacitados para usarlos como herramienta didáctica. 

Lo que sabemos sobre las pantallas y los niños.  ¿Realmente las pantallas les hacen daño a los niños? La investigación longitudinal espera seguir a 11.800 niños a través de la adolescencia, con estudios anuales de resonancia magnética, para ver si los cambios en el cerebro están relacionados con el comportamiento o la salud. El estudio comenzó en 2013 con veintiún centros de investigación académica; el enfoque inicial era en los efectos de las drogas y el consumo de alcohol en el cerebro adolescente. El proyecto se ha expandido y ahora incluye otros temas, como los efectos de las lesiones cerebrales, la exposición a pantallas, la genética y una serie “de factores medioambientales diversos”. Separar las consecuencias negativas y las positivas en el desarrollo físico del cerebro será muy difícil, dados los muchos factores que están potencialmente en juego: desde los efectos del consumo de marihuana, del alcohol, los cigarrillos electrónicos, las diferencias genéticas, los cambios en casa o la escuela hasta toda la tormenta emocional que conlleva la adolescencia. La mayoría de los padres quizá ya están conscientes de la desventaja más grande del tiempo frente a las pantallas: el grado al que puede desplazar otras experiencias de la infancia, entre ellas el sueño, escalar cercas, jugar al aire libre o meterse en problemas. Aunque muchos padres —quizá la mayoría— seguramente vieron varias horas de televisión al día cuando eran jóvenes. Puede que sus experiencias quizá sean más similares de lo que creen a las de sus hijos.  

Pilar Sordo (2019): "La educación actual forma jóvenes emocionalmente analfabetos". Una mirada cautelosa para entender la educación, desde lo familiar hasta lo social