"La crisis en la educación judía"

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

"La crisis en la educación judía" 20/10/2016 sostiene el Rabino Fernando Szlajen, director de cultura de AMIA, dialogó con Radio Jai sobre el grave momento que atraviesa la comunidad en materia de contenidos en la educación judía.
http://www.radiojai.com.ar/OnLine/notiDetalle.asp?id_Noticia=82870&utm_source=Campa%C3%B1a+Radio+Jai&utm_medium=Email&utm_campaign=Newsletter+-+Radio+Jai
 
Escuelas Judías o de Judíos? "La evaluación de la educación judía uno la puede ver día a día con el terrible grado de asimilación que tiene la comunidad en argentina, que es de más del 50 por ciento. Eso es un claro indicativo de que la educación judía ha debilitado su relevancia", dijo en referencia al operativo nacional "Aprender" que mediría el nivel escolar.

"Hay escuelas donde el hebreo es prácticamente inexistente, donde sacaron horas de la materia como si fuese periférico e intrascendente. Se ha tomado el modelo de la educación liberal que es un modelo establecido en la época de la conformación de los estados nacionales justamente pensado para producir una homogeneidad en un territorio dónde vivían pueblos distintos bajo una misma narrativa histórica, una identidad nacional y una misma bandera. Lo que se hace es despojarse del judaísmo para hacerlo mas “atractivo”, y así llegamos a los grados de asimilación que hoy tenemos, porque cuando una persona no sabe de dónde viene y no conoce su cultura, ¿cómo vamos a pretender que lo continúe y lo practique?", declaró. 

Szlajen, quien además es rabino y doctor en filosofía, es director del Departamento de Cultura desde principios de 2015. Tiene una extensa carrera en educación judía en instituciones tales como la Organización Sionista Mundial. 

Consultado sobre las labores que realiza el departamento que lidera, comentó: "Nosotros desde el departamento de cultura hemos reformulado en este último año y medio, a partir de que yo he tomado la dirección, un programa que era netametente recreativo y de entretenimiento. No solo para generar cursos de hebreo en sus tres niveles, sino también reactivar la cultura judía. Mediante teatro idishe, debates sobre judaísmo en la bioética, medicina, física, biología. También hay conferencias y cursos, además de espectáculos artísticos relacionados al judaísmo."

"La formación docente en Argentina, así como en las instituciones judías, es muy pobre. Ha bajado mucho el nivel y ha subido el nivel de ignorancia de los morim y morot, no pueden transmitir lo que no saben y tienen", planteó.

Szlajen dijo que el punto crítico es que no se quiere ver una realidad con una asimilación que es de más del 50%. Según dijo, no se reconoce "porque duele, es crudo, y obliga a tomar acciones con las que uno tal vez ideológicamente no está de acuerdo y prefiere seguir montando el caballo equivocado en lugar de bajarse, reconocer el equívoco, y encarar hacia la dirección correcta".

La crisis en la educación sistemática en las escuelas judías es profunda. No alcanza con tener nombre judíos sino se le brinda a los alumnos los conocimientos y elementos culturales mínimos que les permita tener una cosmovisión y práctica judía.

Desde ya vale diferenciar entre las escuelas ortodoxas y escuelas liberales "seculares" en lo que hace a la formación de los educando. Las escuelas liberales han perdido los contenidos específicos y propios y eso se refleja en la realidad identitaria. 

La verdad, al judío no le interesa aprender sobre judaísmo", sentenció el Rabino con preocupación y frustración. 

En FB: https://www.facebook.com/groups/588006244677878/permalink/1007108612767637/ 
 
Leon Trahtemberg: Mientras se siga culpando a los niños y jóvenes en los colegios de la falta de visión y compromiso auténtico con los valores judíos de los padres (no hablo de rituales, o sea incluyo laicos y ortodoxos por igual), seguirán disparando al aire sin dar en el blanco. ¿Por qué habría de querer un niño judío mantenerse dentro de la vida judía? ¿Sólo porque es un buen negocio? ¿Cuál es el magnetismo que tiene la vida comunitaria y el liderazgo judío? Las escuelas siguen las pautas que les marcan las instituciones mentoras. Si quieren hacer del colegio judío un espacio de custodia de los judíos mientras aprenden a hacer todo como los americanos o ingleses, ¿eso forma identidad judía positiva?, Si el valor para los adultos es el inglés, parecerse al colegio americano, "no ser diferentes", "hacer como todos" ¿de qué se quejan si los niños también quieren ser como todos los otros (que no son judíos)? Cuando uno dice estas cosas, siempre saltan algunos diciendo "pero no se puede generalizar", aquí y allá hay un contra-ejemplo. OK, les concedo si eso calma su angustia de cargar la responsabilidad de lo que ocurre con la siguiente generación.

La educación se ha roto. Hemos enseñado a la gente de la misma forma durante los últimos 100 años y, como hemos crecido en ese sistema, creemos que es normal, pero es una locura.Enseñamos en las escuelas lo que los colonialistas ingleses querían que aprendiese la gente: matemáticas básicas para poder hacer cálculo, literatura inglesa… Hoy no tiene sentido. Tenemos que enseñar herramientas que ayuden a las personas a tener una vida gratificante, agradable y que les llene

En el futuro, si quieres un trabajo, debes ser tan diferente de una máquina como sea posible: creativo, crítico y socialmente experto. Entonces, ¿por qué se les enseña a los niños a comportarse como máquinas? Los niños aprenden mejor cuando la enseñanza se alinea con su exuberancia natural, energía y curiosidad. Entonces, ¿por qué son arrastrados en filas y hechos para quedarse quietos mientras están llenos de hechos? Tenemos éxito en la adultez a través de la colaboración. Entonces, ¿por qué la colaboración en las pruebas y exámenes se llama trampa? Los gobiernos afirman querer reducir el número de niños excluidos de la escuela. Entonces, ¿por qué sus currículos y pruebas son tan estrechos que alienan a cualquier niño cuya mente no funciona de una manera particular? Los mejores maestros usan su carácter, creatividad e inspiración para provocar el instinto de aprender de los niños. Entonces, ¿por qué el carácter, la creatividad y la inspiración son suprimidos por un régimen sofocante de microgestión? Los profesores ahora están dejando la profesión masivamente con lo que se pierde lo invertido en su fromación, en carreras destruidas por el exceso de trabajo y un régimen de trituración espiritual que trae la estandarización, las pruebas y el control de arriba hacia abajo. Cuanta menos autonomía se les conceda, más se les culpa por los fracasos del sistema. Nuestras escuelas enseñan habilidades que no sólo son redundantes sino contraproducentes. Nuestros niños sufren este sistema deshumanizante para nada.