Comunidad digital: rodeado de colegas se decide mejor

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Comunidad digital: rodeado de colegas se decide mejor (León Trahtemberg) 

Cuando los profesores se rodean de colegas y discuten e intercambian sus iniciativas, es más probable que unos aprendan de otros, que pulan y mejoren sus propias ideas, y se animen a ponerlas en práctica con sus alumnos. Todo parece indicar que decidimos mejor luego de la interacción en un grupo. Lo que ocurre es que por no ser una prioridad de la gestión escolar, no se crean los espacios en el horario escolar para tal fin y son pocos los profesores que rodeados de colegas pueden interactuar cotidianamente. Usualmente la división de trabajo, los horarios individuales, la falta de espacios para reuniones, convierten el trabajo de los profesores en una actividad muy solitaria. Aquí es donde la tecnología puede ayudar a los profesores a ser parte de redes digitales que compartan y colaboren entre sí. De allí que una de las habilidades de los maestros en la era de la comunicación digital sea precisamente armar sus grupos de pares y aprender unos de otros, allí donde sus horarios escolares o sus colegas reales no están disponibles. 
 
En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/705743529526185

Artículos afines:

Vida en comunidad: enseñar sabiduría y preocupación por otros

Comunidad digital: rodeado de colegas se decide mejor

¿Educamos para ser buenos trabajadores o ciudadanos?

Maestros y padres que contruyen comunidad.

Tomar responsabilidades por otros (no basta con ser feliz)

Haz como todos hacen (y ponte a llorar cuando lo que hagan no te guste)

La democracia y los colegios: una revolucionaria forma de pensar la educación (Déborah Meier)  

La dura batalla de los papás contra el reinado de las pantallas Ni fútbol, ni guitarra ni acrobacia; después del colegio, los niños solo quieren jugar videojuegos. PlayStation, la tableta y Netflix conforman una especie de atractivo ‘triángulo de las Bermudas’ en el que los niños se pierden y no pueden (ni quieren) salir. Ante este panorama, aparece la desesperación de los padres, que no saben cómo rescatarlos de esa trampa en la que sus hijos se metieron.

El juego: herramienta para que la crianza sea más fácil y efectiva. Recuerde que cuando los niños juegan no pierden el tiempo ni molestan, aunque hay que poner límites