Demasiadas terapias, insuficiente amor

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

El Tiempo 21 06 2014  

Terapia del lenguaje, ocupacional, sensorial, emocional, son expresiones cada vez más comunes en pre escolares. Al 3er año de vida ya son veteranos de las terapias. ¿Es que la  sociedad moderna se ha salido de sus carriles en el intento de empujar a los niños a sus límites, o es que más niños necesitan terapia en estos días? (Too much therapy, not enough love, Sydney Morning Herald, 8/6/2012)

Veamos unos casos. En Alemania, cerca del 25% de niños han tenido algún tipo de terapia de lenguaje hacia los 6 años. 14% de varones y 5.6% de mujeres tienen terapia ocupacional a esa edad. En Suiza más de la mitad de los alumnos recibe tratamiento para superar las debilidades o problemas escolares. Según los médicos Baumann y Alber los padres optan muy rápido por una terapia cuando sus hijos tienen problemas en la escuela. Pero, los niños no han cambiado. Simplemente se están definiendo como patológicas más variaciones a la norma, a partir de ideas falsas de lo que es normal y lo que no lo es. 

Hay una creciente presión sobre el niño para tener éxito. El objetivo dominante es encontrar debilidades y eliminarlas; por el contrario, se tiene poco en cuenta los puntos fuertes del niño. Se pone en riesgo la salud de los niños al tratar médicamente estas anomalías especialmente el  trastorno de atención con hiperactividad (TDAH) que solo es pertinente en 1/3 de los casos verificados.  

Los niños quieren ser normales, jugar al fútbol, pero tienen que ir a la terapia. Pero a veces una mayor atención a los niños en casa es mejor que una terapia. Muchas dificultades motoras y de lenguaje nacen de la falta de estimulación en el hogar, poco movimiento, mucha TV y poca comunicación e interacción verbal con familiares y otros niños. 

Hay que distinguir bien entre quién necesita tiempo para su maduración normal, quién requiere tan solo algo de estimulación escolar o familiar, y quién realmente requiere terapia profesional.  

Si de todos modos un niño necesitara tratamiento, hay que procurar dárselo lo antes posible, pero optando por terapias que lo fortalezcan y que no se limiten a reparar sus defectos  (Doctors say weak students get too much therapy, Susan Vogel-Misicka, 11/11/2011)

Artículos afines

VIDEO Terapia de todo para todos

La epidemia de las terapias para niños.

‘Está bien que los hijos sufran y se frustren’: Alejandro de Barbieri. Frustrar es educar. Esa podría ser la frase que resume el libro ‘Educar sin culpa’, del psicólogo uruguayo Alejandro de Barbieri. La sentencia, que resulta fuerte y directa, busca retratar una realidad: si se evita que los hijos se frustren, se está evitando que crezcan y maduren.

Valiosos links con ilustraciones de Caroline Kee (BuzzFeed) que ayudan a entender cómo piensa, siente, actúa una persona con TDAH

17 ilustraciones que son increíblemente ciertas para cualquiera que tenga déficit atencional