¿Por qué ver el mundial de fútbol en el colegio?

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

¿Por qué ver el mundial de fútbol en el colegio? (Por León Trahtemberg)

Si se pasara por TV o Internet en vivo la llegada del 1er vehículo espacial a marte, o el momento de dar a conocer los resultados de una reñida contienda electoral presidencial, la destrucción que produce un tsunami o terremoto, la primera muestra pública de la circulación de los automóviles aéreos, el descubrimiento de la vacuna contra el cáncer, entre tantos otros asuntos de interés general, ¿se usaría la TV en el colegio para conectar a los alumnos con la realidad y reflexionar sobre las diversas aristas que de estos hechos se derivan, o cerraríamos la escuela para ponernos de espaldas a la realidad, -“para no perder clases”-? 

Esta es una pregunta crucial para las instituciones educativas, que en el caso del Colegio Áleph se resuelve a favor de incorporar a los quehaceres escolares los acontecimientos de interés nacional o mundial con los que se pueden crear contextos educativos de importancia para los alumnos, lo que en estos días incluye ver en vivo por TV algunos pasajes de los partidos del mundial de fútbol.  

Sin embargo, en mi opinión, es bueno usar este contexto del mundial también para confrontarse con el rol que el fútbol juega en la manipulación de las ilusiones razón por la que se usa tanto en los "psico sociales". (ver columna de Caparrós)

Curiosamente ésta discusión se da cada 2 a 4 años con motivo de los campeonatos mundiales u olímpicos del fútbol. En el año 2010 publiqué una columna sobre el mismo tema en relación a Argentina que se tituló “El mundial por TV en las escuelas” que adjunto para los interesados
http://www.trahtemberg.com/articulos/1573-el-mundial-por-tv-en-las-escuelas-.html

17/06/2014 Más sobre: el Mundial de Fútbol y su articulación con el quehacer escolar

Hay colegios que han abordado el tema del Mundial de Fútbol para trabajar temas como geografía, economía, arte, comunicación, matemáticas pero hay una dimensión que se puede agregar y es la del área social y emocional.

Es una buena oportunidad para preguntarles a los alumnos ¿por qué celebra tanto el gol quien lo anota?; ¿cómo reaccionan los compañeros de quien hizo el gol?; ¿cómo se siente un jugador que recibe un golpe?; ¿por qué unos reaccionan con calma y otros correr a golpear a quien les cometió el foul?; ¿qué caracteriza al capitán de un equipo?; ¿qué criterios tendrá el entrenador al escoger los jugadores para armar un equipo?; ¿qué pasa cuando en un equipo hay muchos líderes o jugadores que quieren mandar? ¿se comporta un espectador igual si está solo o si está en medio de una enorme barra? etc. 

Creo que podría ser material interesante para las reuniones de tutoría y de reflexión en las horas de clase que permiten abordar indirectamente asuntos que se dan entre los mismos alumnos a su cargo (León Trahtemberg)

19 06 2014 "Mundial de Fútbol: ¿Partidos a muerte? ¿Es el lenguaje más cívico posible? Los conductores de noticieros y comentaristas deportivos hablan de "partidos de vida o muerte" en el mundial. ¿Es el lenguaje que favorece el fair play? ¿No debe haber fair play en los conductores y el público? ¿Por qué no referirse a los partidos en términos de exhibir calidad, elegancia, "fair play"? 
Sin ser ilusos, podríamos pretender que se resalten pequeñas acciones que engrandecen a los verdaderos ídolos como estas
https://www.facebook.com/photo.php?v=1479765508907391&set=vb.1402031353347474&type=2&theater"

20/06/2014 Fútbol, colegios y universidades. Para los consumidores de los bienes y servicios (incluyendo el educativo) que se ofertan en los mercados en la actualidad, puede ser muy interesante reflexionar sobre las preferencias de la gente que devienen de su "cultura general" más que de su conocimiento preciso de lo que significa cada opción. Por ejemplo los interesados en el fútbol no muy informados, cuando les preguntan cuáles son los mejores equipos de fútbol y con mejores oportunidades probablemente digan España (ex campeón), Inglaterra (enorme tradición), Brasil (penta campeón), Argentina (también ex campeón). Así, en el imaginario público,  aunque jueguen mal, estos equipos seguirán siendo mencionados como "los mejores", al lado de otros que parecen mantener su alto nivel como Alemania u   Holanda. Tomará mucho tiempo tiempo y requerirá muchos éxitos acumulados para que entren a la conciencia colectiva equipos fuertes nuevos como por ejemplo Ghana, México o Chile.

Lo mismo ocurre con las marcas consolidadas por décadas de bienes y servicios así como colegios y universidades, que independientemente de su nivel actual disfrutan de la inercia y instalación en la cultura colectiva como "los mejores". 

Pero, para quien quiere tener certeza de la calidad actual de los bienes y servicios que consumen, bien valdría la pena echar una mirada más cercana a lo que realmente están ofreciendo y los nuevos bienes y servicios que aparecen en el mercado. Quizá encuentren más de una sorpresa. Ya le pasó a grandes marcas como Nokia, Casio, Ford, GM, American Airlines...    

En FB


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=890194164331325&set=a.617602348257176.1073741825.616539438363467&type=1
 
https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/508106795956527
 
https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/508673225899884
 
https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/509056659194874 
 
Artículo afin:
 
El mundo Mundial 1: La fábrica de ficciones Por MARTÍN CAPARRÓS NYT 11 de junio de 2018 "Es lo que hace: el fútbol es la mejor máquina de ficción que hemos inventado desde que un tal Saulo dijo que un tal Jesús había resucitado, desde que un tal Robespierre insistió en que una república da a sus ciudadanos libertad, igualdad y esas cosas. El fútbol no llega a tanto, pero es un gran fabricante de ficciones".  En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/507161426051064

El fútbol como metáfora de la sociedad

Contra el fútbol, de todo corazón.En los mundiales la despersonalización llega a su clímax. Entonces todo el mundo, los mendigos sacoleros de las grandes aldeas latinoamericanas y los monjes del desapego de las alturas del Tíbet y el presidente de Francia y el colegio de cardenales, hacen entrega de sus responsabilidades ciudadanas, humanas, y civiles, y se olvidan de todo, mientras la casa se nos cae en pedazos. Y el grito de gooool estremece los cimientos de los edificios hasta el lúgubre Saturno. Y nadie te pregunta como antes, cómo estás, sino cómo van, como si no existieras. El fútbol pertenece a la categoría de las drogas de evasión, como las religiones burocráticas, el opio y la cocaína.Y cuenta (como las religiones burocráticas, el opio, la cocaína) y la pornografía y la guerra, entre las más poderosas multinacionales en la crónica de la criminalidad moderna. Aunque parezca exagerado, así parece: ni más ni menos.

El fútbol según Eduardo Galeano. En "Fútbol a Sol y Sombra"el genial escritor uruguayo regaló, además de relatos riquísimos, su visión de los actores principales del deporte.

Cinco de los mejores poemas dedicados al fútbol por el Día Mundial de la poesía