Inteligencia emocional, habilidades sociales y expectativas de los profesores en el rendimiento académico de los alumnos

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

El Tiempo de Piura 30 11 2013  

Vale la pena conocer el estudio “Impacto de la inteligencia emocional percibida, actitudes sociales y expectativas del profesor en el rendimiento académico” elaborado por Mª Isabel Jiménez Morales y Esther López Zafra en España. Pretendía comprobar el papel que la Inteligencia Emocional (percibida por los alumnos) y las competencias sociales tienen en el rendimiento académico de los adolescentes, así como el rol de las expectativas de los profesores en el rendimiento de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria en España. (Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 11(1), 075-098, Nº 29, 2013). 

Para ello tomaron como muestra 193 estudiantes de secundaria con edades comprendidas entre 11 y 16 años, 50.7% hombres y 49.3% mujeres,  que completaron un auto informe de inteligencia emocional.

Para el rendimiento académico se usaron sus notas y para las expectativas de los profesores sobre el rendimiento se empleó una escala psicométrica del  tipo Likert (un método de evaluaciones sumarias) de elaboración propia que valoraba los distintos indicadores de comportamiento. Para beneficio de los lectores, reseñaré el estudio con extractos del mismo y un comentario final.

Los resultados mostraron que las actitudes pro-sociales fueron un predictor positivo y significativo no solo del rendimiento académico sino también del nivel de inteligencia emocional percibida de los estudiantes, y a la vez desempeña un rol determinante en las expectativas del profesor. 

1). Los estudiantes que presentan actitudes pro-sociales, es decir, que muestran en el aula un comportamiento más sensible, empático y de colaboración (o sea que son más competentes socialmente), obtuvieron mejor rendimiento académico que el de sus compañeros que habían presentado comportamientos asociales como apatía y retraimiento y antisociales como ser dominantes y agresivos. Esta correlación resultó ser bidireccional, es decir, válida en ambos sentidos. Esto tiene sentido porque para tener buena adaptación social y académica (habilidades emocionales) el estudiante tiene que saber establecer relaciones armoniosas con compañeros y profesores. Personas sensibles a las necesidades de los demás, altruistas, colaboradores, conciliadores, respetuosos de las normas sociales, logran un mejor rendimiento escolar.

2). Se produjeron correlaciones positivas entre la percepción de los estudiantes sobre sus habilidades emocionales y sus actitudes sociales. Los jóvenes que prestan atención a sus emociones, a la comprensión y reparación de estados afectivos y se perciben a sí mismos como competentes emocionalmente, presentan actitudes y comportamientos que favorecen la interacción social adecuada con sus pares. 

3). Al clasificar a los alumnos en función de su rendimiento académico (grupo de bajo rendimiento versus grupo de rendimiento medio-alto) se encontraron diferencias entre ambos, de modo que quienes tuvieron mayor atención a los estados emocionales y vocación de reparación de los estados afectivos negativos obtuvieron un rendimiento medio superior. Si bien la relación entre inteligencia emocional y rendimiento académico no es directa, si es indirecta por el efecto que ejerce la inteligencia emocional en el ajuste psicológico y la competencia social que sí están estrechamente correlacionados.

4). Hay correlaciones positivas significativas entre las actitudes sociales de los alumnos y las expectativas del profesor que evidencia tener una expectativa superior sobre el rendimiento académico en el caso de los alumnos con actitudes pro-sociales. Esto tiene sentido porque las expectativas y opiniones que los profesores tienen acerca de sus alumnos, dirigen la atención y organizan la memoria de manera que el profesor puede atender y recordar especialmente aquella información relativa al alumno, e interactuar con  él de un modo congruente con sus expectativas iniciales, produciéndose el efecto de la profecía auto-cumplida.

Es más probable que los estudiantes que presentan dificultades a la hora de manejar sus emociones presenten actitudes asociales o antisociales y por tanto tengan una mayor probabilidad de experimentar dificultades en su adaptación a su entorno social, y es probable que estos alumnos generen bajas expectativas en sus profesores y finalmente, en consecuencia, un rendimiento académico menor.

Pienso que este estudio no revela nada original, pero sí da fundamento científico a todos aquellos que desde hace tiempo venimos sosteniendo que el desarrollo de la inteligencia emocional y las habilidades sociales de los alumnos deberían tener mucho más espacio en la vida escolar, no solo por su propio valor sino por el impacto positivo que tienen en el rendimiento general de los alumnos y la convivencia armoniosa entre todos ellos. 

Artículos afines 

La tragedia silenciosa que afecta a los niños de hoy   The silent tragedy affecting today’s children En los últimos 15 años: 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental; 43% de aumento en TDAH; 37% de aumento en la depresión adolescente; Aumento del 100% en la tasa de suicidio en niños de 10 a 14 años; Criar una generación saludable en un ambiente insalubre.  Los niños pagan con su bienestar emocional por la pérdida de la infancia bien equilibrada. ¿Qué está mal? La privación de padres emocionalmente disponibles, límites y orientación claramente definidos,  responsabilidades, nutrición equilibrada y sueño adecuado, movimiento al aire libre, juego creativo, interacción social, oportunidades para tiempos no estructurados y aburrimiento. Niños interactúan con padres digitalmente distraídos, padres indulgentes que les permiten "gobernar el mundo“, sentido de derecho en lugar de responsabilidad, sueño inadecuado y nutrición desequilibrada, estilo de vida interior sedentario, estimulación sin fin, niñeras tecnológicas, gratificación instantánea y ausencia de momentos aburridos.

Pilar Sordo (2019): "La educación actual forma jóvenes emocionalmente analfabetos". Una mirada cautelosa para entender la educación, desde lo familiar hasta lo social   

Objeciones a la educación emocional, por Ana Abramowski, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso, Argentina).,Esta clase de educación se centra en el disciplinamiento de los individuos. Lo emocional, lejos de explorarse, comprenderse y, por qué no, amplificarse, es sometido a la autorregulación. En este sentido, se trata de una educación con una fuerte impronta adaptativa. El énfasis en las emociones positivas niega y obtura las emociones difíciles y poco clasificables (que se califican con el simple rótulo de “negativas”), emociones que forman parte de lo humano y cuyo destino no debería ser la simple regulación. Para la educación emocional, las emociones son simples, transparentes, auténticas y están ubicadas en el yo. No tienen historia ni están atravesadas por relaciones de poder, condiciones materiales, ideologías ni políticas. El énfasis de la educación emocional en el trabajo de autoexamen y autorregulación de los individuos deposita en cada persona la responsabilidad de su éxito o de su fracaso, de su alegría o de su sufrimiento. Por estos motivos, la educación emocional psicologiza, individualiza, descontextualiza y emocionaliza los problemas educativos.  

Beneficios e ideas para trabajar la inteligencia emocional y social en el aula

Revolución educativa: Desarrollo de la inteligencia emocional 

Autopercepción del Exito y del Fracaso 

¡Soy incompetente!: el sentir usual de los escolares

Niños hábiles e inteligentes obtienen notas bajas

Inteligentes pero sin carácter, logran poco

Inteligencias Múltiples Encasilladas

Elimina los Prejuicios y Mejorará el Aprendizaje

Catálogo de todo tipo de mediciones de la educación: ¿Qué datos están disponibles? 23 de febrero de 2018 por Max Roser. La idea de este documento es proporcionar una visión general de las métricas que se utilizan para medir la actividad y estructura educativa de las poblaciones, especialmente en las comparaciones internacionales.  Están listadas todas las métricas y conjuntos de datos que se incluyen en el extenso catálogo de datos EdStats del Banco Mundial. 

Mitos sobre los niños superdotados  Es imprescindible desmontar las falsas creencias a fin de transmitir un acercamiento más real sobre cómo son estos menores

“Curiosity is, therefore, strongly correlated with intelligence. For instance, one longitudinal study of 1,795 kids measured intelligence and curiosity when they were three years old, and then again eight years later. Researchers found that kids who had been equally intelligent at age three were, at eleven, no longer equal. The ones who’d been more curious at three were now also more intelligent, which isn’t terribly surprising when you consider how curiosity drives the acquisition of knowledge. The more interested and alert and engaged you are, the more you’re likely to learn and retain. In fact, highly curious kids scored a full twelve points higher on IQ tests than less curious kids did.” – Amanda Lang, The Power Of Why: Simple Questions That Lead to Success (2012, Pag 13) En 10 Quotes to Inspire Innovation in Education   

Más educación emocional Luz Amparo Martínez 26/05/2017  “Las habilidades en inteligencia emocional se traducen en que un docente es capaz de mirar, escuchar y entender las necesidades de un alumno. "Puede parecer obvio, pensar que todos los maestros tratan así a los chicos, pero no todos lo hacen. Nadie está dispuesto a reconocer el abandono emocional".   La comprensión y gestión de las emociones como un factor clave en el desarrollo de niños y jóvenes. 

Desde el otro extremo de las visiones pedagógicas: «Muchas de las nuevas teorías pedagógicas tienen efecto placebo; son pura homeopatía pedagógica». El profesor y autor de «La sociedad gaseosa» advierte que vivimos en una sociedad donde triunfa lo efímero 

NEGLIGENCIA EMOCIONAL EN LA INFANCIA  Si como adulto:

- No confía en sus emociones e instinto, ya que le han enseñado a ocultarlos e ignorarlos.

- Tiene dificultades para reconocer sus emociones y sentimientos ya que nunca fueron validados.

- Tiene problemas para expresar de forma asertiva sus emociones, por lo que asume posturas extremas: permite que los demás le pisoteen o se muestra muy agresivo.

- Desarrolla una baja autoestima pues cree que no es digno de ser amado.

- Experimenta sentimientos de culpabilidad y cree que no tiene derecho a ser él mismo.

es probable que haya sufrido de negligencia emocional en la infancia, que crea adultos poco asertivos  http://www.rinconpsicologia.com/2017/01/la-negligencia-emocional-sufrida-en-la.html 

Los programas que enseñan inteligencia emocional en las escuelas tienen un impacto duradero en el tiempo  Los programas de aprendizaje social y emocional para los jóvenes no sólo mejoran inmediatamente la salud mental, las habilidades sociales y los resultados del aprendizaje sino que también continúan beneficiándo a los niños años después, según una nueva investigación de UBC, Universidad de Illinois en Chicago y Loyola University. (Programs that teach emotional intelligence in schools have lasting impact)

Los profesores deben fomentar la inteligencia emocional en sus estudiantes, pero no calificarlos en elia según el informe  Si la inteligencia emocional es un componente clave -y posiblemente el más importante- para el éxito del estudiante, ¿cómo podemos asegurar que las escuelas lo fomenten? (Teachers should foster emotional intelligence in their students but not be graded on it, report finds)

Richard Gerver: “Hay demasiadas modas pasajeras en la educación”.Las escuelas se centran demasiado en lo académico. En España o Inglaterra los exámenes son la razón de ser de la escuela. Esto tiene que parar. La educación no va de aprobar exámenes, sino de desarrollar a los jóvenes para que tengan éxito. Los profesores no necesitan los exámenes para eso. Seamos serios. Están evaluando a sus alumnos todo el tiempo. Los exámenes existen porque les gustan a los políticos y los piden los padres. Pero, en realidad, como herramienta, obstaculizan la educación, no la mejoran. La OCDE señala que los países con sistemas que se centran en exámenes son en los que los chicos tienen más dificultades para encontrar un trabajo. Esto se debe a que la educación no está enfocada a su desarrollo, sino a prepararlos para un examen. 

Un efecto secundario inquietante de la alabanza. A Troubling Side Effect of Praise (Edutopia)  Los jóvenes estudiantes que son elogiados por ser inteligentes tienen más probabilidades de hacer trampa, según encuentra un estudio reciente. (LT: lógico, porque temen que las próximas veces si fallan pierdan el reconocimiento por su inteligencia)