La Orientación Vocacional Siglo XX ya caducó

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Una madre me pregunta cómo ayudar a su hijo a elegir una carrera y universidad para que  no se convierta en otro desempleado más. Temores parecidos expresan padres en España  (50% desempleo juvenil) y Estados Unidos  (50% de graduados del primer título universitario están desempleados o subempleados haciendo tareas de egresados de secundaria).

Desde el punto de vista económico, los datos muestran que la rentabilidad de lo invertido en los estudios superiores en varias carreras de ciencias sociales y humanidades es negativa. Es  decir, lo invertido para formarse como profesionales no se justifica ante los magros  ingresos que lograrán una vez graduados, comparado con lo que ganarían sin título universitario.

En una charla para alumnos de 5to. de secundaria y sus padres que realicé recientemente en  el colegio Talentos de Trujillo abordamos los nuevos criterios para la orientación  vocacional del siglo XXI, que debe ser sustancialmente distinta a la del siglo pasado,  porque la presión del componente laboral, tecnológico y de rotación académica será muy fuerte. Ya terminó el siglo de “te gradúas como profesional, ingresas a una empresa y sigues allí toda tu vida, con beneficios sociales”. Así mismo, terminó el siglo de “trabajarás  en la carrera que estudiaste”.

Lo que el mercado necesita usualmente no coincide con lo que estudiaron los graduados universitarios y los trabajos de profesiones convencionales están siendo reemplazados por robots y software inteligentes.

Los jóvenes que están hoy en la secundaria van a vivir 120 a 150 años gracias al galopante avance de la medicina. En ese lapso cambiarán de trabajo, carrera, empresa y país al menos unas  25 veces. ¿Qué sentido tiene atribuirle a la elección de la primera carrera profesional un carácter tan determinante? De hecho, ya hoy en día no lo tiene.

Ser un profesional con ingresos de empleado de clase media en América Latina y crecientemente en Estados Unidos y Europa, ya no está al alcance por las vías tradicionales ni permite tener un nivel de vida comparable al de la generación anterior. Hay que tener eso muy presente. Por lo tanto, para efectos de la elección vocacional (o mejor dicho para armar el plan de vida vocacional) hay que salirse del esquema de las tradicionales ferias y tests vocacionales determinísticos del siglo XX, para ofrecer criterios actualizados que orienten a los jóvenes de estos tiempos.

Conferencia de León Trahtemberg

 ¿Cómo hacer viable la incierta y angustiante elección vocacional?
Los jóvenes que hoy tienen 16 años vivirán otros 120 años si el avance de la medicina sigue al ritmo actual. ¿Cómo pueden elegir a los 16 años una profesión que les sea relevante para esos próximos 120 años?. Eso no se puede contestar con los enfoques tradicionales de pruebas y orientación vocacional destinadas a escoger una carrera y universidad para los estudios superiores. Esta charla ofrece a los asistentes criterios cruciales para comprender y resolver eficazmente sus decisiones vocacionales.

Reseña de la actividad en Colegio Alternativo Talentos de Trujillo

Sobre la absurda presión sobre los jóvenes de 5to. de secundaria de elegir una carrera y universidad en ese momento de su vida adolescente, planteándoles que es la decisión crucial en la que se juegan su destino ...(¿?) https://www.facebook.com/photo.php?fbid=710439085723296&set=a.146081782159032.21853.100002716323653&type=3&theater

Artículo académico afín

 

Vocation or Exploration? Pondering the Purpose of College

 

Educación y fe; por Richard Webb Director del Instituto del Perú de la USMP EL Comercio 10 01 2016: Entre las grandes religiones del mundo, la educación se lleva, sin duda, el premio a la fe más ferviente y más universal.

Artículos afines

El positivo valor de la indecisión vocacional

La compleja eleccion vocacional

(LT Vale la pena leer. Yo agregaría "tómate un tiempo para explorar y no te encadenes con tu primer empleo o sueldo, por jugoso que sea. Además, pregúntate siempre, si todos tus pares estudiaron y se graduaron en lo mismo ¿por qué un inversionista o empleador habría de escogerte a tí"?)  A mi graduada, por Gustavo Rodríguez“¿Habrá valido la pena tu enorme despliegue de energía?” Gustavo Rodriguez en El Comercio   

¿Por qué tendría que elegirte a ti? León Trahtemberg: La orientación vocacional tradicional resulta muy limitada y limitante como para pretender que a partir de algunas herramientas (tests, estrategias de evaluación) se pueda definir el punto de encuentro entre capacidades, habilidades e intereses de cada joven de modo que escoja una carrera e institución de educación superior que le garantice las mejores condiciones para su realización personal. Limitante por la edad, por la pretensión de que una carrera articule todas sus vocaciones, por la accesibilidad a lo deseado y elegido, por la realidad de un mercado laboral que no necesariamente calzará con su formación, por la exigencia de cambiar de trabajo y carrera frecuentemente, por la valoración diversa de cada carrera en distintos contextos nacionales y culturales, por el descubrimiento continuo de nuevas vocaciones y pasiones, etc. Pero además, porque la orientación vocacional tradicional tiende a preguntar "qué quisieras ser (de grande)" -desde una mirada individual y descontextualizada-, en vez de preguntar quizá "qué problemas del mundo quisieras resolver" (más orientada al bien común, a la transnacionalidad en un mundo globalizado). De modo que a la pregunta "por qué tendría que elegirte a tí" valdría la pena agregar estas otras "qué quieres hacer en tu vida" y "qué problemas del mundo quisieras resolver" que permitan a los jóvenes clarificar sus valores y tener marcos de referencia en los que puedan resolver mejor su elección razonada e intuición. A ello le agregaría un consejo: no te apures, tómate tu tiempo para ensayar opciones, trabajar, viajar, asume tus primeros cursos universitarios como una oportunidad para la exploración de tus vocaciones, mirar siempre -a la par- varias otras opciones, antes de resolver en definitiva cuál será el foco de atención de tu especialización.