Prevenir el bullying empieza con los padres

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Hay una tendencia a culpar al “niño malo” que causa el bullying como si esta tendencia fuera congénita, sin auscultar suficientemente las raíces que ello podría tener en las actitudes de los propios padres. Por ejemplo, si los padres se focalizan solamente en cultivar la autoestima,  felicidad y logros de sus propios hijos, ignorando las necesidades que tienen los otros niños,  ayudarán poco a sus hijos a asumir responsabilidades y dar la cara por las necesidades de los demás.
 
Resulta interesante notar que la investigación acumulada muestra que en el 85% de los casos de  bullying hay testigos presentes, y cuando éstos intervienen, se reducen en 50% los casos. Entonces, si el bullying sigue en alza es porque la mayoría de los testigos no acostumbra a  intervenir. Allí es donde los padres pueden contribuir animando a sus hijos a intervenir en favor de la convivencia pacífica entre los compañeros del colegio. (Preventing Bullying Begins With Us; Richard Weissbourd and Stephanie M. Jones 28/02/2012) 
 
Ayuda mucho conversar con los hijos sobre los conflictos sociales en la escuela, hogar, calle,  animándolos a actuar de modo autónomo y responsable en cualquier evento familiar y escolar, haciéndolos partícipes de las discusiones sobre cómo tomar las mejores decisiones para el bien de todos.  Esa sensación de ser parte, tener algo que decir, aportar, cultiva su autoestima y les  sirve de apoyo cuando los hijos tienen que enfrentar en la escuela situaciones que demandan actuar con autonomía, resistiendo  la presión que suele ejercer la mayoría de los compañeros cuando actúan como pandilla. 
 
También les ayuda nutrir sus capacidades empáticas desde que son pequeños, respecto a todos los que los rodean, incluyendo a los que usualmente no son cercanos a ellos, como el chofer del bus, el vigilante, o un niño nuevo recién llegado a  clase. Significa ayudar a los niños a considerar  las perspectivas de aquellos con quienes tienen conflictos así como las de sus compañeros que son diferentes a ellos en sus costumbres, rasgos culturales u otras características personales, familiares o étnicas, procurando siempre balancear sus necesidades con las de los demás.

Artículos afines

Todo lo que se debe saber sobre el 'bullying' y cómo manejarlo. ¿Qué es?, ¿qué puede hacer si su hijo es víctima?, ¿cómo identificar al agresor?