Finlandia: Poco ruido y muchos logros

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Los sobresalientes resultados del desempeño de los alumnos finlandeses de 15 años en las pruebas de selección múltiple PISA 2003 y 2006 (de la OCDE) en matemáticas, lectura y ciencias, que a partir de una muestra de 400,000 alumnos evaluados los coloca entre los punteros de 57 países, está llevando a muchos investigadores a visitar Finlandia para observar qué es lo que hacen para llegar tan lejos. Ellen Gamerman reseñó sus observaciones en The Wall Street Journal del 29/2/2008. Veamos sus hallazgos principales.

En Finlandia la primaria empieza a los 7 años. Los alumnos no usan uniformes, dan muy pocas pruebas estandarizadas a lo largo de su vida escolar, reciben apenas ½ hora diaria de tareas para la casa. No tienen clases para alumnos adelantados. Los finlandeses aman la lectura. Al nacer los niños el gobierno les envía como obsequio un paquete de libros de dibujo y lectura. Hay múltiples librerías e inclusive buses-biblioteca que recorren los lugares más remotos el país. Su principal fórmula de éxito radica en tener alumnos formados para ser autónomos y responsables, y profesores bien formados que se dedican mucho más a los alumnos más débiles que a los más avanzados.

Para ser profesor (carrera muy disputada) hay que tener un magíster. Los recién graduados trabajan bajo observación de los veteranos que los observan y evalúan. Los profesores reciben mucha libertad para su acción docente y hacer clases a la medida de los alumnos que les toca atender. Los profesores usan más la tiza y pizarra convencional y retroproyectores que las pizarras electrónicas y las proyecciones en power point. Se valora más la buena enseñanza que el uso de la tecnología. Apelan poco a las pruebas de elección múltiple para marcar y más bien utilizan preguntas de desarrollo. El costo anual por alumnos es de 7,500 dólares, contra los 8,700 de EE.UU. pero con un financiamiento homogéneo a diferencia de EE.UU. donde éste depende de cada distrito escolar. Eso hace que la diferencia en el desempeño de los mejores y peores alumnos en Finlandia sea muy pequeño, mientras en EE.UU. es grande. En los últimos 3 grados de secundaria, según sus notas, el 53% de los alumnos siguen hacia la secundaria académica (pre universitaria) y el 47% hacia las escuelas vocacionales. Los padres no están demasiado ansiosos por la universidad a la que asistirán sus hijos. La universidad es gratuita y hay competencia por ingresar a las facultades más reconocidas, pero no llega a los niveles de segmentación de la elite como lo hace Harvard.

Entrando al detalle sobre la selección y formación de los futuros profesores, (según el Boletín 14 de GTD-PREAL de marzo 2006) vemos que para los finlandeses el rol de maestro está reservado solamente para los mejores profesionales del país y goza de una tremenda reputación. Solo entra el 15% de los postulantes a las Facultades de Educación. El candidato tiene que encarar dos procesos de admisión: una evaluación inicial centralizada en una sola Universidad, y una segunda en las Facultades de Educación.

En el primer paso de evaluación se examina el expediente académico del postulante y solo se admite a quienes tengan un promedio mayor a 90% en sus estudios de bachillerato. La segunda evaluación se hace en las Facultades de Educación. Los candidatos son seleccionados luego de evaluar su competencia lectora y escrita, su capacidad de empatía y comunicación, sus habilidades artísticas y musicales y su alta competencia matemática. Los que llegan a acceder a la formación de profesores de primaria son apenas 9% del total de los postulantes los cuales tienen que estudiar luego 6,400 horas de formación-estudio en las Facultades de Educación. La formación se termina con la redacción de una tesina obligatoria que tiene la forma de una proyecto final de investigación. Por su parte los candidatos a docentes de secundaria se forman en las Facultades universitarias de las diversas especialidades (literatura, historia, matemática, etc.). Una vez terminados esos estudios son evaluados para permitir su ingreso a las Facultades de Educación para estudios pedagógicos de 1,400 horas. De este modo, quien se gradúa como maestro en Finlandia ha tenido que hacer un trabajo muy duro y perseverante.

Los maestros son contratados por los directores que a su vez son elegidos por la comunidad organizada. En suma, un sistema educativo muy interesante y original, del que los latinoamericanos tradicionalmente tan influidos por ingleses, alemanes, franceses y norteamericanos tenemos mucho por aprender.

Artículos afines:

VIDEO Finlandia le da a los docentes “la confianza para trabajar como les parezca”,dice el director del Centro Educativo Los Pinos desde Helsinki
LT: Esta es una de las conversaciones más realistas y comprehensivas sobre el sistema educativo finlandés, sin idealizar pero haciendo notar el proceso continuo de regeneración educativa y la transición de lo tradicional a lo vanguardista  https://www.youtube.com/watch?v=z5lnVaeKQRA
Entrevista central con el licenciado Pablo Bartol y el doctor Guillermo Fossati PHD en Psicología Educacional (U. Minnesota) integrante del Comité académico de la Fundación EDUy21.
En la entrevista central de En Perspectiva nos acercarnos a esa realidad, aprovechando que Pablo Bartol, fundador y director del Centro Educativo Los Pinos, está en aquel país recorriendo instituciones de enseñanza
 

LT: Si bien decir "la mejor del mundo" es un slogan exagerado, una de las tantas cortesías de la cuestionada "PISA", sin duda en el contexto europeo lo que ha hecho Finlandia con su educación es notable.  

Cómo la educación en Finlandia se convirtió en la mejor del mundoVuollo comparó el movimiento global de las reformas educativas con la ruta alternativa que tomó Finlandia. Contrastó la competencia de la educación tradicional con la colaboración del camino pedagógico que construyeron su país: la estandarización con la colaboración, la rendición de cuentas basadas en pruebas con el profesionalismo basado en la confianza, la elección de escuelas con la equidad de los resultados. "Hay que privilegiar la educación personalizada. Es una pedagogía de la diversidad. En Finlandia los profesores son responsables de la evolución educativa de los chicos y para ello realizan metodologías innovadoras, con pruebas no estandarizadas. Son más bien personalizadas. Y para ello es necesario invertir en el profesionalismo docente" "En las últimas reformas, el énfasis estuvo en la creación de conocimiento en colaboración. Los espacios se diseñaron con esta lógica: comunes, en grupos, abiertos. Se desarrollaron estas habilidades para aprenderlas y permitir flexibilidad en los espacios de aprendizaje. La innovación demanda un cambio cultural".    
 
Finlandia está transformando la arquitectura de sus escuelas  En las nuevas escuelas finlandesas, como esta realizada por Lahdelma & Mahlamäki Architects, las paredes se sustituyen por divisiones de cristal u otras movibles para crear múltiples espacios.