Padres: cuándo quejarse

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Mi columna de la semana pasada, "Padres: más quejas, menor nivel de estudios", aludía a la relación negativa entre la presión ejercida por los padres sobre los colegios por sus quejas sobre profesores y amenazas de retiro de sus hijos si no se hacía lo que ellos querían, y el descenso del nivel de exigencia académica y disciplinaria de esos colegios. Son como autogoles, ya que con ellas terminan relajando la vida escolar, perjudicando la mejor formación de sus hijos.

Aludí a las quejas por exceso de tareas, nivel de exigencia en evaluaciones, currículo inapropiado, a presiones para lograr cambios de salón, y a amenazas con tomar acciones legales o retiro de sus hijos del colegio.

Algunos de mis lectores me preguntaron cómo encajaba ese artículo con anteriores duras críticas mías a los colegios que dejan abundantes e insulsas tareas escolares. A ellos les comento tres cosas:

1) Sí es necesario quejarse en los casos en los que hay maltrato físico o sicológico (abusivo) en contra de sus hijos.

2) Es importante que los padres se acerquen a los colegios para hacer notar positivamente sus preocupaciones con respecto a prácticas pedagógicas que sienten que afectan la motivación de sus hijos, ya que con ello pueden contribuir a mejorar la enseñanza y el clima escolar.

3) Sin embargo, en última instancia, si los padres no están de acuerdo con las políticas pedagógicas y de gestión habituales del colegio escogido para sus hijos (sobre tareas, exigencia académica, rigidez disciplinaria, actividades, costos, horario, etc.), que son conocidas por los padres desde que matriculan a sus hijos, cabe preguntar: ¿cómo los padres de familia escogen un colegio para matricular allí a sus hijos cuando ellos mismos no están de acuerdo con sus prácticas pedagógicas y de gestión educativa, y luego se la pasan quejándose por ellas?

En ese caso, ¿es un problema del colegio o de los padres? Escoger un colegio más compatible con sus ideas suscitará menos quejas y mayores perspectivas de satisfacción. Quizá les ayude ser más autocríticos con respecto a su decisión sobre el colegio en el cual matricular a sus hijos.

Artículos afines:

Padres: más se quejan, menor es el nivel de estudios de sus hijos
http://www.trahtemberg.com/articulos/1670-padres-mas-se-quejan-menor-es-el-nivel-de-estudios-de-sus-hijos.html

Las odiosas y tediosas tareas escolares
http://www.trahtemberg.com/articulos/1054-las-odiosas-tareas-escolares.html

Las agobiantes tareas escolares
http://www.trahtemberg.com/entrevistas/1152-las-agobiantes-tareas-escolares.html